Ecología

No todo producto natural es ecológico

Muchos caemos en los típicos errores:

  1. Ser ecológico es ser vegetariano o vegano
  2. Todo lo que sea verde es ecológico
  3. Solo las verduras y las frutas son ecológicas

No queremos que la idea de ecología y sostenibilidad sea utilizada como algo banal. Tampoco como un slogan vacío, al contrario. Porque creemos en estos conceptos y queremos un medio ambiente sano. Y aportar nuestro granito de arena a un mundo mejor.

La ecología es un concepto que data de finales de la década de 1860 y el primero en utilizarla fue el biólogo y filósofo de origen alemán, Ernst Haeckell. Una palabra compuesta por dos vocablos griegos: oikos, que significa casa y logos, que significa estudio.

Actualmente, esta definición ha trascendido a una mayor conciencia sobre los efectos que producen los cambios abruptos del medio ambiente. Todo ello producto de la contaminación, la ecología se encuentra en la agenda política y social de todo el mundo. Además, ahora se propaga un mensaje sobre las prácticas nocivas por el medio ambiente y se proponen nuevas técnicas de aprovechamiento de recursos y la utilización de materiales reciclables, entre otras cuestiones.

La mayoría de la gente cree que el significado de ecología, orgánico y sostenible es similar. Al hacer referencia a los temas alimentarios, el producto ecológico se percibe más natural, más fresco y más sabroso. Al igual que también se asocia los huevos, la fruta y las legumbres como productos ecológicos por antonomasia.

Sin embargo, estos conceptos son diferentes en cuanto a definición:

Ecología: un producto eco es aquel que desarrolla todas las etapas de crecimiento y producción como en la naturaleza y sin intervención artificial. Es decir, para que una hortaliza sea ecológica, la semilla también lo tiene que ser, la tierra y el agua deben estar descontaminadas. También se aprovechan las condiciones naturales para el desarrollo como el clima o el suelo y no se utiliza ningún fertilizante, ni pesticida ni químico. En el caso de los ganaderos, se respeta la crianza en zona libre de contaminación, se alimenta a los animales con comida ecológica, sin intervención de hormonas de crecimiento ni antibióticos.

Sostenible: el término sostenible es más amplio y hace referencia a dos factores: al medio ambiente y al sector económico. Un producto sostenible entiende el respecto al medio ambiente y prioriza el bienestar de les personas. Los productos sostenibles ayudan a mejorar la economía social y de proximidad.

Orgánico: cuando no se ha realizado ninguna alteración química. Se diferencia de los alimentos bio porque pueden estar elaborados con productos manipulados genéticamente como pueden ser las frutas de un dulce o la uva del vino, aunque no contengan químicos.

Biológico: productos que no han sido alterados genéticamente en un laboratorio.

Consumo justo: consumo responsable.

Ecología